Definición y categorías del hotel

Un hotel es un establecimiento comercial que ofrece alojamiento, comidas y otros servicios para los huéspedes.

En general, para ser llamado hotel, un establecimiento debe tener un mínimo de seis habitaciones para alquilar, por lo menos tres de las cuales deben estar adjuntas con baño privado.

Aunque los hoteles se clasifican en categorías con la denominación de “Estrella” (de 1 a 5 estrellas), no existe un método estándar para asignar estas calificaciones y el cumplimiento de los requisitos habituales es voluntario.

Un hotel de los EE. UU. con una determinada calificación, por ejemplo, puede parecer muy diferente de un hotel europeo o asiático con la misma calificación y proporcionaría un nivel diferente de comodidades, variedad de instalaciones y calidad del servicio.

De hecho, existen también las denominaciones Diamante, para los casos más exclusivos.

Mientras que las cadenas hoteleras aseguran estándares uniformes, los hoteles que no pertenecen a la cadena (incluso dentro del mismo país) pueden no estar de acuerdo con los mismos estándares.

En Alemania, por ejemplo, solo alrededor del 30% de los hoteles optan por cumplir con las disposiciones de las normas establecidas por la asociación alemana de Hoteles y Restaurantes.

Aunque tanto la OMC como ISO han tratado de persuadir a los hoteles para que acuerden algunos requisitos mínimos como normas mundiales, en donde la membresía entera del International Hotel & Restaurant (IH & RA) con sede en París se opone a cualquier movimiento de ese tipo.

Veamos ahora cómo se catalogan los hoteles por categorías:

  • Un hotel de 1 estrella ofrece una gama limitada de comodidades y servicios, pero se adhiere a un alto nivel de limpieza en toda la instalación.
  • Un hotel de 2 estrellas ofrece un buen alojamiento y habitaciones mejor equipadas, cada una con teléfono y baño privado adjunto.
  • Un hotel de 3 estrellas tiene habitaciones más espaciosas y agrega decoraciones y mobiliario de primera clase y TV a color. También ofrece uno o más bares o salones.
  • Un hotel de 4 estrellas es mucho más cómodo y más grande. Ofrece una excelente cocina (menú del día y a la carta), servicio de habitaciones y otras comodidades.
  • Un hotel de 5 estrellas ofrece las instalaciones más lujosas, la más amplia gama de servicios para los huéspedes, así como la piscina y las instalaciones deportivas y de ejercicio.

En cuanto a los tipos de hoteles o clasificación de hotel por tipo se clasifican según el tamaño del hotel, la ubicación, los mercados objetivo, los niveles de servicio, las instalaciones, el número de habitaciones, la propiedad y la afiliación, etc.

El hotel se dirige a muchos mercados y se puede clasificar de acuerdo con los mercados que intentan atraer a sus huéspedes.

El tipo común de mercados incluye hoteles de negocios, aeropuertos, suites, residenciales, complejos turísticos, de tiempo compartido, casino, convenciones y conferencias.

Ahora, también han surgido los temáticos y entre ellos encontramos a los ecoturísticos que han tenido mucha aceptación por los simpatizantes de la naturaleza.

En fin, sea como fuere, el llegar a un hotel nos hace sentir que estamos fuera de casa y estamos listos para una actividad diferente que puede ser de placer o de negocios.