Buques

El día de ayer  estaba viendo las noticias de este tan lastimado mundo, un noticiero que se centró básicamente en la delicadísima situación que se vive en la península de Corea donde la paz del mundo se ve amenazada severamente y donde el futuro del mundo se ve puesto a prueba.

La noticia más importante fue el nuevo destacamento de buques norteamericanos que han sido enviados hacia aquella península, algo a lo que el gobierno norcoreano condeno de manera muy fuerte en las Naciones Unidas, sin embargo su apelación, desgraciadamente para ellos, no tuvo éxito.

Hace no mucho tiempo leí un artículo en una revista muy famosa sobre la muerte del rol de las fuerzas navales en el campo de batalla de hoy en día, algo que verdaderamente no comprendo cómo fue que dejaron que se publicara una nota tan inepta que se ve que fue escrita por una persona que no está bien familiarizada con asuntos militares ni con los modos en los cuales funcionan las guerras.

La fuerza naval ha sido una parte crucial en las guerras que se han llevado a cabo desde hace miles de años hasta nuestros días, siendo esta la fuerza que dio a los países de influencia su poder.

En los tiempos de los faraones, Egipto se convirtió en un gran poder imperial en la región del norte de África precisamente por la buena utilización que daban a sus barcos controlando de este modo el gran rio Nilo y una parte abundante del mar mediterráneo devorando a los países vecinos y esclavizándolos para hacer trabajos forzosos como la construcción de pirámides, ciudades y muchos buques.

Los griegos de igual manera hicieron utilización de sus magníficos buques para expandir sus territorios y sus ideas por toda su zona geopolítica, siendo esto lo que les permitió derrotar a los persas  en la gran batalla de Maratón.

Los romanos también hicieron un profundo uso de buques lo que les permitió abrir rutas comerciales  enormes en su mundo así como trasportar cientos de miles de legiones por lodos los lugares de su vasto imperio manteniéndolas siempre adecuadamente suministradas y alimentadas, algo que jamás habría sido posible  de no ser por la utilización correcta de los buques.

Los vikingos a su vez, siguiendo esta larga tradición marítima, fueron lo que fueron debido a la construcción de sus magnánimos buques que eran los más veloces hasta entonces construidos además de ser también los más flexibles debido a la calidad de la madera encontrada en los profundos bosques de Escandinavia. Fue esto lo que les permitió descubrir un nuevo continente – los vikingos llegaron mucho antes que Colon a América-.

El uso de buenos barcos fue lo que permitió a los europeos  hacerse de magnánimos imperios y fue el no tener buques lo que evito que los mongoles conquistaran el mundo. Hoy en día un ejército de talla mundial lo es así debido simplemente a sus barcos de guerra de donde se pueden conducir vuelos a cualquier punto y donde no hay objetivo que no puedan alcanzar.